Ramón Freixa apadrina un recetario y ‘alaba’ OKI

Menú